Home » Noticias » ¿Sabes cómo serán los empresarios del futuro? Cercanos y digitales

¿Sabes cómo serán los empresarios del futuro? Cercanos y digitales

Comparte en Whatsapp

Los cortes vuelven a la Meridiana tras dos meses de confinamiento
Lady Gaga y Ariana Grande bailan en el apocalíptico vídeo de ‘Rain on Me’

Jordi Torrents, socio-director de la consultoría Collaborabrands, aboga por una nueva era de colaboración entre productores y consumidores caseros

Al minuto

Comparte en Facebook
Últimos vídeos
Coronavirus en Valladolid: Última hora de la fase 1 de la desescalada en Castilla y León

Es decir, aumenta la percepción de que lo que se fabrica cerca es mejor, que el consumo local favorece la economía local. Para la ‘nueva normalidad’ se esperan nuevas percepciones, y una de ellas es la reaparición de la distancia, las fronteras volverán a separar lo lejano de lo familiar

También se espera que a medida que se alargue la pandemia se rompa más la solidaridad entre países y eso acentuará esta tendencia. Que las distancias vuelvan y que los hábitos digitales se acentúen nos prepara para una nueva revolución de oportunidades. Reaparece la sensación de frontera, vuelve lo cercano versus lo lejano, lo conocido de lo alieno. Parece que la gente vuelve a tomar consciencia de que las distancias importan, y que tendremos que fabricar más aquí para ser menos dependientes de fuera. Jordi Torrents

El futuro será de las empresas de productos de proximidad (alimentario, vinícola, textil, turismo y el mundo milenial de las experiencias) que conserven un buen tratamiento digital de compra y entrega. Le hemos sacado mucho provecho. Hemos incorporado los hábitos del teletrabajo y se han disparado los datos de consumo digital en muchas categorías (alimentación, comercio, formación, telemedicina, entretenimiento, deporte, educación, etc.). En segundo lugar, estamos descubriendo la economía no presencial, nos damos cuenta del gran potencial de las herramientas digitales y todos los servicios que nos ofrecen. Sin estas dos premisas no funcionarán. Las marcas de productos hechos aquí podrán competir con las marcas globales y dar proximidad y una buena experiencia digital. En primer lugar, la percepción de distancia. Volverán a tener relevancia las coordenadas espaciales norte-sur y este-oeste, seremos conscientes de que la deslocalización genera paro e impide el acceso a los productos que necesitamos. Del centenar de informes que tenemos encima de la mesa en materia de consumo encontramos ciertas tendencias para perfilar los posibles y probables escenarios de la nueva normalidad. Adiós a la ilusión del mundo pequeño, la economía global y de que todo es asequible. * Jordi Torrents es socio-director de la consultoría Collaborabrands

Setién estaría encantado de entrenar a Neymar

Coronavirus en Toledo: Última hora de la fase 1 de la desescalada en Castilla-La Mancha

Comparte en Twitter

Jordi Torrents

22/05/2020 07:00

¿Qué podemos hacer hoy miércoles desde casa?
Expedientan a una enfermera por solo llevar ropa interior debajo del traje EPI
d-title__txt” itemprop=”headline”>¿Sabes cómo serán los empresarios del futuro? Cercanos y digitales
Coronavirus en Mallorca: Última hora de la fase 1 de la desescalada en las Islas Baleares

Parece que la gente vuelve a tomar consciencia de que las distancias importan, y que tendremos que fabricar más aquí para ser menos dependientes de fuera

Vanessa, la viuda de Kobe Bryant, anuncia la publicación de un libro póstumo del baloncestista para julio

Lady Gaga y Ariana Grande bailan en el apocalíptico vídeo de ‘Rain on Me’
El reto de Lydia Valentín con una rueda de tractor
title=”Dulceida muestra el antes y el después de su operación de reducción de pecho” target=”_blank”>Dulceida muestra el antes y el después de su operación de reducción de pecho

href=”https://www.mundodeportivo.com/elotromundo/gente/20200522/481325402904/dulceida-foto-operacion-reduccion-pecho.html”

Comparte en Twitter

Coronavirus en Murcia: Última hora de la fase 1 de la desescalada en las Región
Comparte en Facebook

Comparte en Whatsapp

Cinco años y una bomba