Home » Noticias » Vuelve la nostalgia con el Tren de los lagos

Vuelve la nostalgia con el Tren de los lagos

“Desde el 30 de julio de 2016, sin embargo, se ha vuelto a poner en marcha el servicio a partir de agosto con la incorporación de los nuevos coches panorámicos, que durante los meses de más calor sustituyen el tren histórico para garantizar el trayecto con la máxima comodidad”, recuerda Ferrocarrils de la Generalitat. El tren turístico comienza este sábado a las 10:45 en la estación de Lleida su nueva temporada en la que, como siempre, un grupo de animación recrea los viajes de antaño. Hasta el año pasado, el servicio se paraba a finales del mes de julio, ya que en agosto las temperaturas dentro de los vagones de época subían mucho. Coca de recapte, galletas y otros ágapes leridanos amenizan el trayecto del Tren de los lagos con impresionantes vistas entre Lleida y La Pobla de Segur. También despiertan un gran interés las tiendas de mediados del siglo pasado recreadas en Salàs de Pallars: un colmado de ultramarinos, una barbería, una farmacia, un bar, un estanco o una mercería-perfumería adentran a los visitantes en la cultura comercial de los años 50. Los vagones son auténticos miradores sobre los embalses de Sant Llorenç -un espacio destacado de observación ornitológica-, de Camarasa -donde se unen las aguas del Noguera Pallaresa y el Segre-, el de Terradets y el de Sant Antoni -la superficie de agua dulce más grande de Catalunya-. Turistas del Tren de los Lagos de otra temporada junto al grupo de animación La Cremallera en la estación de Lleida
(Rosa Matas)

La empresa Pirineu Emoció asegura que en los viajes de un día, las visitas más demandadas son al Museu de Raiers, el conjunto modernista Casa Mauri y la fábrica Licors Portet de la Pobla. El trayecto se hace con locomotoras diésel que arrastran cuatro vagones de época cada sábado con parada en Balaguer y llegada en la Pobla de Segur, desde donde se organizan estancias de uno o dos días. Una visita al Parque Nacional de Aigüestortes, conocer el Castell de Mur o visitar el Museo Hidroeléctrico de Capdella son otras propuestas que ofrece el Tren de los lagos. El recorrido es muy atractivo a juzgar por la ocupación del tren: en la temporada pasada llegó al 99%.