Home » Noticias » Se confirma la utilización de gas sarín en el ataque de Idlib en Siria

Se confirma la utilización de gas sarín en el ataque de Idlib en Siria

El mecanismo conjunto de investigación de la OPAQ y la ONU se estableció a partir de una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU en agosto de 2015 con el mandato de identificar en la mayor manera de lo posible a individuos, entidades, grupos y gobiernos que realicen, organicen o promuevan el uso de arma químicas en Siria. Sin embargo, la organización todavía tiene preguntas sin respuesta sobre la integridad de la declaración inicial de Siria, lo que significa que nunca ha sido concluyentemente capaz de confirmar que el país no tiene más armas químicas. Siria se unió a la OPAQ en 2013 después de que fuera culpada por un ataque mortal de gas venenoso en un suburbio de Damasco. Tras unirse el gobierno de Asad declaró unas 1.300 toneladas de armas químicas que fueron destruidas en una operación internacional sin precedentes. Siria se unió a la OPAQ en 2013 después de que fuera culpada por un ataque mortal de gas venenoso en un suburbio de Damasco

Ahmet Üzümcü
La misión no fue determinar quién era el responsable de los supuestos ataques

Según la OPAQ, se utilizó una metodología rigurosa para realizar la investigación del supuesto uso de armas químicas, que tuvo en cuenta la corroboración de los testimonios de los entrevistados, documentos de investigación y otros registros, y las características de las muestras facilitadas por el gobierno sirio. El Departamento de Estado de Estados Unidos dijo el jueves en un comunicado que “los hechos reflejan un despreciable y altamente peligroso uso de armas químicas por parte del régimen de Asad”. Y Rusia insistió a la misma organización que envíe una misión a la base aérea siria de Al Shayrat, atacada por Estados Unidos tras ser señalada como punto de origen de los aviones que habrían bombardeado con gas sarín la localidad de Jan Shijún. La organización precisó en un comunicado que el objetivo de esa misión no fue determinar quién era el responsable de los supuestos ataques. La Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) confirmó hoy el uso de armas
químicas en el ataque con la publicación de un informe elaborado a partir de las pruebas
recopiladas por una misión de investigación de ese organismo. El consejo ejecutivo de la OPAQ examinará el informe, que ha sido enviado al Consejo de Seguridad de la ONU, el próximo 5 de julio. Las imágenes de niños y niñas
asfixiándose en el hospital debido al gas nervioso al que estuvieron expuestos dieron la vuelta al mundo y provocaron una escalada de tensiones entre Estados Unidos y Rusia (principal aliado del régimen sirio) después de que Donald Trump acusara al presidente sirio, Bashar el Asad, de perpetrar el bombardeo. En la misma línea, el secretario de Relaciones Exteriores del Reino Unido, Boris Johnson, dijo que si bien el informe no atribuye la culpa, “la evaluación de la propia U.K es que el régimen de Assad casi seguramente llevó a cabo este abominable ataque”. Sospechas confirmadas: Fue gas
sarín la sustancia que se empleó en el
ataque que mató a más de 90 personas en la localidad de Jan Shijún, en la provincia de Idlib, en Siria. Heridos y víctimas del ataque con gas sarín en Idlib
(AP)

Reacción de Siria y Rusia

Un legislador sirio, por su parte, cuestionó los resultados y describió el informe como parte de una campaña de “explotación política” contra su país. El director general de la OPAQ, Ahmet Üzümcü, condenó con firmeza “la atrocidad”, que “contradice las normas consagradas en la Convención de Armas Químicas” y subrayó que los responsables de este “horrible ataque” deben ser sancionados.

Los responsables de este “horrible ataque” deben ser sancionados”