Home » Noticias » Sacarte un doctorado puede afectar a tu salud mental

Sacarte un doctorado puede afectar a tu salud mental

El nivel de esfuerzo, presión, dedicación y carga de trabajo que implica el título de ‘doctor’ puede suponer un riesgo mayor a la hora de padecer depresión”
Alrededor del 51% de los encuestados aseguraron haber experimentado al menos dos síntomas de mala salud mental durante la última semana, mientras que el 32% informó de al menos cuatro síntomas”

Pues según una nueva investigación de la Universidad de Gante, el premio puede ser un poco amargo, ya que han llegado a la conclusión de que aquellos que tienen un doctorado presentan un riesgo mayor de padecer problemas de salud mental como la depresión. Por supuesto, las causas tienen que ver con el nivel de esfuerzo, presión, dedicación y carga de trabajo que implica que un día te puedan llamar ‘doctor’. Como lo lees, tantos años de esfuerzo y estudio que esperas que en algún momento darán sus frutos y serán recompensados. De ahí que los autores hagan hincapié en la necesidad de que los supervisores de las tesis sepan reconocer determinados signos como la depresión o posibles tendencias suicidas entre los aspirantes. La realidad es que no todo el mundo puede con ello. Demostrar que te mereces ese título puede implicar grandes cargas de estrés y ansiedad, a veces por falta de apoyo o exigencia de tus tutores. Estrés asociado a la publicación de sus artículos, comportamientos intimidatorios o falta de apoyo de los supervisores que,según los estudiantes, algunos no están capacitados son algunas de las presiones a las que se enfrentan y que han sido publicadas en The Guardian’s Academics Anonymous. Horas interminables de estudio e investigación, muchas de ellas delante de un ordenador o en un laboratorio pueden pasar factura a cualquiera.
La sensación de culpa también surge cuando no se pueden cumplir los horarios deseados o el nivel óptimo de productividad esperado. Los resultados demostraron que alrededor del 51% de los encuestados aseguraron haber experimentado al menos dos síntomas de mala salud mental durante la última semana, mientras que el 32% informó de al menos cuatro síntoma
s. Esto ha llevado a que aproximadamente un tercio de aquellos que se encuentran haciendo el doctorado puedan tener ‘más papeletas’ para sufrir una depresión. De esto se dedujo que presentaban una prevalencia de aproximadamente el doble que la población general con una educación superior. Muchos estudiantes afirmaron sentirse bajo una tensión constante, tener problemas para conciliar el sueño, tener sentimientos de i
nfelicidad, depresión, culpa, preocupación fracaso o frustración y no poder disfrutar de sus actividades cotidianas como antes. Si bien es cierto que el tamaño de la muestra era pequeño, el equipo analizó los resultados de 3.659 estudiantes de ciencias y humanidades de las universidades de Flandes (Bélgica) para ver cómo el estudio académico afectaba a su salud mental. Otro indicador era la dificultad de muchos para compaginar sus obligaciones académicas con su vida social en familia y amigos.