Home » Noticias » Richard Gere: “Hollywood no es Sodoma y Gomorra”

Richard Gere: “Hollywood no es Sodoma y Gomorra”

El protagonista de Pretty woman no ha querido monopolizar la rueda de prensa con este tema pero ha querido dejar claro que hay actores y directores chinos que no pueden trabajar con él. “Tener a Trump de presidente es humillante”, ha dicho tajante. Richard Gere posa en Barcelona junto al director de ‘Norman’, Joseph Cedar
(Marta PÉrez / EFE)

Gere lleva 35 años apoyando públicamente la causa tibetana, una decisión que “no ha tenido ningún efecto en su carrera profesional” y ha desmentido las recientes informaciones que señalaban que su implicación en la defensa del Tíbet le había perjudicado seriamente en Hollywood. “Me cautivó el universo del personaje y el desafío de poder representarlo. Richard Gere se encuentra en Barcelona para presentar su nueva película, Norman, que presenta en primicia en el marco de la primera edición del Festival Internacional de Cinema de Barcelona-Sant Jordi, que apadrina. Eso sí, ha explicado que, por sus críticas al Gobierno chino, no puede entrar en el país desde 1993. Era emocionalmente nuevo y su manera de actuar es diametralmente opuesta a como soy yo en realidad”, ha asegurado en la rueda de prensa celebrada este mediodía en los cines Verdi. Gere ha desmentido que su apoyo a la causa tibetana haya perjudicado su carrera en Hollywood El actor, que tiene 67 años muy bien llevados, ha hablado largo y tendido sobre el rodaje de este filme que narra la vida de un hombre que hace lo imposible por estar al lado del poder y sacar tajada y ha asegurado que en Europa se tiene la idea equivocada de que América y especialmente Hollywood es algo parecido a Sodoma y Gomorra. El actor empezó a trabajar en la industria del cine a los 19 años y tiene claro que todavía se sorprende y emociona cuando recibe un nuevo proyecto. “Es una gran fuente de satisfacción para mí continuar trabajando todavía”, ha manifestado. Y su excelente interpretación de Norman Oppenheimer le ha devuelto otra vez al primer plano encarnando a un empresario neoyorquino que se encuentra en el centro de un escándalo de corrupción entre judíos de Nueva York. “Existe la creencia de que la gente es horrible y que se hacen cosas tremendas en mi país, pero todos somos iguales y sucede lo mismo en todas partes. El veterano actor estadounidense considera que el personaje que le ha regalado el director Joseph Cedar, que le ha acompañado en su breve visita a la ciudad condal, es sumamente original. Todos nos enfrentamos a los mismos problemas”, sostiene. Richard Gere durante la rueda de prensa
(Marta Pérez / EFE)

Respecto al panorama político en Estados Unidos, el intérprete de Oficial y caballero no ha tenido más que palabras de incertidumbre y complejidad sobre el mandato de Donald Trump. Para Gere, en el mundo hay demasiados líderes que “estimulan la protección de uno mismo”, lo que, a su juicio, equivale a promover la parte más solitaria de las personas.