Home » Noticias » Las películas del verano de 1987 que marcaron a toda una generación

Las películas del verano de 1987 que marcaron a toda una generación

No hay salida

Kevin Costner se convirtió en todo un sex symbol tras aparecer en este thriller psicológico de Roger Donaldson basado en la novela de Kenneth Fearing. La película tocaba temas como la manipulación mediática, la corrupción política, el capitalismo o la resurrección. En Estados Unidos se estrenó el 21 de agosto de 1987, aunque en España no la pudimos ver hasta junio de 1988. Superman IV: En busca de la paz

La última de las cuatro películas de la saga original de Superman fue un sonoro fracaso, pero siempre daba gusto ver a Christopher Reeve enfundado en el traje del popular superhéroe. Superdetective en Hollywood II

Tras el fulgurante éxito de la primera entrega, Tony Scott cogía el testigo de Martin Brest como director de las alocadas aventuras de Eddie Murphy en la piel del detective Axel Foley. Patric y Haim eran dos hermanos que se mudaban con su madre divorciada a Santa Carla, una ‘tranquila’ ciudad de California donde corrían rumores sobre la existencia de vampiros. Historias de aventuras, románticas y de acción que recordamos con cariño y de las que se cumplen ya tres décadas. Dirty Dancing

La periodista Hadley Freeman comentaba recientemente en su libro ‘The Time of my life’ que el cine de los 80 nos enseñó a ser más valientes, feministas y tolerantes. Kubrick hacía un pequeño cameo en el filme y Vincent D’Onofrio llegó a engordar 30 kilos para interpretar el papel del recluta patoso. Lou Diamond Philips recibió excelentes críticas por su encarnación de Valens, cantante de la famosa La bamba que murió en un trágico accidente de avión cuando su popularidad no había hecho más que despuntar. El verano de 1987 será recordado para siempre para todos los que aman el cine de los ochenta. Gibson interpretaba a Martin Riggs, un agente con tendencias suicidas que al final acababa haciendo buenas migas con su compañero Robert Murttaugh (Glober). La película que encumbró a Patrick Swayze está considerada como un clásico de la década de los ochenta y narra la complicada relación de un atractivo profesor de baile y una joven adolescente en la década de los 60. Robocop

Paul Verhoeven debutaba en Estados Unidos en esta cinta de culto ambientada en Michigan y protagonizada por Peter Weller. En Estados Unidos se estrenó el 22 de julio de 1987 y arrasó inesperadamente en taquilla. El actor era un policía recientemente fallecido que se convertía en una máquina letal, mitad hombre, mitad robot, para acabar con la criminalidad gracias al programa ‘Robocop’. La bamba

Luis Valdez escribía y dirigía esta historia sobre la meteórica carrera de Ritchie Valens, un mexicano-americano de 17 años que pasó de ganarse la vida en el campo a convertirse en una estrella del Rock & Roll. Juerga tropical

Mark Harmon, popular por su papel en la serie de televisión estadounidense Flamingo Road, encarnaba a un profesor de instituto que se veía forzado a anular sus planes de verano para impartir clases a chicos inadaptados. Todas ellas tuvieron su estreno oficial durante la temporada estival de 1987, aunque algunas producciones no aterrizaron en España hasta pasados unos meses. Cuando el hermano mayor se fija en una atractiva chica que forma parte de una extraña pandilla de moteros, su vida dará un vuelco inesperado. Una época dorada donde se estrenaron títulos que nos hicieron pasar un rato inolvidable en las salas mientras imaginábamos ser los protagonistas de muchas de las aventuras y fantasías que veíamos en la gran pantalla. Fue un gran triunfo comercial de Richard Donner y Warner Bros. El chip prodigioso

Meg Ryan y Dennis Quaid se enamoraron en el rodaje de esta cinta de ciencia ficción en la que el actor encarnaba a un piloto que era miniaturizado y acababa introducido por error en el cuerpo de un hombre hipocondríaco (Martin Short). Esta película teen fue todo un éxito al ritmo de Can’t buy me love, de Los Beatles. Aventuras en la gran ciudad

Una jovencísima Elisabeth Shue
(Karate Kid, Leaving Las Vegas) protagonizaba esta comedia de aventuras dirigida por Chris Columbus en la que daba vida a Chris, una chica cuyo novio la deja plantada una noche y acepta hacer de niñera. La chaqueta metálica , que fue prohibida en Vietnam, fue elegida por los críticos americanos en su estreno como “la mejor película bélica de la historia”. La película fue recibida con buenas críticas y también funcionó en taquilla. El actor interpretaba a un comandante de marina que compartía amante (Sean Young) con el Secretario de Defensa (Gene Hackman) y se veía envuelto en una trama en la que su vida corría peligro. Peterson, que intervino previamente en Annie y Exploradores, participó en varias series de televisión a principios de los 90 y luego se retiró de la industria. Atracción fatal tuvo un gran éxito de taquilla y fue nominada a seis estatuillas doradas, entre ellas mejor película, director (Adrian Lyne) y actriz (Close). 007: Alta tensión

Cualquier película de James Bond era reclamo suficiente para acudir al cine. Desde finales de junio a mediados de septiembre, repasamos el calendario que llenó la cartelera veraniega de un año prolífico en películas taquilleras destinadas sobre todo al público juvenil. Comedia y grandes dosis de acción para exprimir la sonrisa contagiosa de Murphy, uno de los actores más queridos por el público en los 80 y 90. La banda sonora era una de las grandes bazas del filme, con temas tan potentes como ‘Cry little sister’ (Gerard McMahon), ‘Lost in the shadows’ (Lou Gramm), ‘I still believe’ (Tim Capello) o ‘Beauty has her way’ (Mummy Calls). Todo se complica cuando una amiga con problemas la llama por teléfono para pedirle ayuda y el personaje de Shue se verá envuelto en un lío monumental por las calles de Chicago. Jóvenes ocultos

El 31 julio llegaba a las salas esta cinta de culto sobre vampiros dirigida por Joel Schumacher que aupó a la fama a su elenco protagonista: Kiefer Sutherland, Jason Patric, Jami Gertz, Corey Haim y Corey Feldman. Una pandilla alucinante

Comedia negra al estilo de Los Goonies (1985) que despertó en nosotros las ganas de formar un batallón de amigos para luchar contra las fuerzas del mal y asegurar la paz del mundo. Joe Dante (Gremlins) estaba detrás de esta divertida historia considerada como un remake de Viaje alucinante que obtuvo el Oscar a los mejores efectos visuales. Falleció en trágicas circunstancias en julio de 2015 a los 43 años. Aventuras en la gran ciudad contaba con varias escenas divertidas, como la de Vincent d’Onofrio en plan Thor, cuando la pequeña Sara se desliza por el tejado transparente de un rascacielos huyendo de unos mafiosos y el inicio en el que Chris se arranca a cantar en su habitación Then He Kissed Me, de The Crystals. El éxito de Dirty Dancing es una buena prueba de ello. Esta cuarta entrega volvió a contar con la presencia de Margot Kidder, Gene Hackman y Jackie Cooper. Entretenida comedia juvenil que contaba también con la presencia de Kirstie Alley y la música de Danny Elfman. El tema principal de la película ganó el Oscar a la mejor canción original. Arma letal

En agosto llegaba a la cartelera española la primera de las cuatro entregas de esta buddy cop al servicio de Mel Gibson y Danny Glober como una pareja de detectives del departamento de policía de Los Ángeles. La chaqueta metálica

El maestro Stanley Kubrick filmaba una de sus mejores obras con esta adaptación de la novela de Gustav Hasford en la que un grupo de reclutas se preparaba en un centro de entrenamiento de la marina norteamericana bajo las duras órdenes del sargento Hartman. Mucha acción, suspense e increíbles efectos especiales los que tenía este gran éxito de taquilla dirigido por John McTiernan. ¿Preparados para un viaje de nostalgia ochentera? La chica de la película tenía el rostro de Maryam d’Abo y la banda noruega A-ha puso la nota musical con el tema The living daylights. No puedes comprar mi amor

El 14 de agosto llegaba a las salas de Estados Unidos esta comedia romántica juvenil que dio a conocer a Patrick Dempsey (Anatomía de Grey) en la piel de un adolescente que estaba enamorado en secreto de Cindy Mancini (Amanda Peterson), la chica más guapa del instituto. Depredador

Arnold Schwarzenegger era un mercenario contratado por la CIA que se enfrentaba en la selva amazónica a un cazador alienígena que se quedaba con las calaveras de sus víctimas como trofeos. La productora era Touchstone Pictures, que se especializó en cintas juveniles, y Shue ganó por su papel el premio a la mejor actriz en el festival de cine de París en 1988. Una historia romántica que tocaba temas como el aborto y el feminismo y que contaba con una de las bandas sonoras más vendidas de todos los tiempos. Timothy Dalton encarnaba por primera vez al agente británico con licencia para matar y actuaba como un francotirador para proteger a un desertor soviético en esta producción a cargo de John Glen. Atracción fatal

Michael Douglas y Glen Close eran los protagonistas de este intenso thriller que ponía de relieve el peligro de estar casado y echarse una amante que no acepta convertirse solo en una aventura pasajera.