Home » Noticias » “La tele y los videojuegos ayudan a crear otra realidad; ha variado más la visión del fútbol que el propio juego”

“La tele y los videojuegos ayudan a crear otra realidad; ha variado más la visión del fútbol que el propio juego”

Las consolas de videojuegos han acabado por clonar el mundo del fútbol, reduciendo la imperfección. Los altavoces aduladores han acabado elevando partes del juego a un nivel de excelencia excesivo y el espectador se ha vuelto mucho más exigente porque el fútbol a su alrededor parece diseñado por ordenador. Ha variado más la visión del fútbol que el propio juego. Hay otra. El fútbol es un juego de errores. Hay entrenadores que creen que el mejor partido es el que acaba 0-0 porque si se anota un gol es que ha existido un fallo. Fue un resultado contundente, claro, definitivo ante un equipo sólido, bien estructurado, que trabajó perfectamente una estrategia de presión adelantada que impidió que el FC Barcelona saliera como es habitual con el balón controlado. En fútbol, hoy, parece que sólo se perdone la perfección. La tele ha convertido al fútbol en un espectáculo, cuando siempre había sido pasión. Pero dispuso de muchos más espacios, precisamente por esa táctica del entrenador vasco. No jugaron ni Busquets ni Iniesta, lesionados. Los futbolistas son mucho mejores pero no son perfectos. Está bien aspirar a la excelencia, pero alcanzarla en fútbol sólo es posible en momentos concretos, no en cada partido de cada competición. Los rivales también juegan y el Barça sabe aprovechar su ventaja cuando puede. En su entorno tienen abogados, fiscalistas, agentes, expertos en comunicación, secretarios y hasta hay quien se trae directamente a los amigos. Siguen siendo personas. Zinédine Zidane, entrenador del Madrid, comentó en una rueda de prensa si es que su equipo iba el último clasificado tras escuchar las preguntas que le hacían. La que habitualmente ofrece la televisión, con cámaras superlentas, repeticiones impresionantes y efectos de 360 grados. Es posible, pero el FC Barcelona ganó 3-0 y su eficacia ante la portería fue devastadora. Con un balón redondo. Aquellos niños ilusionados han pasado a formar parte de la élite de un negocio descomunal. Sobre que el Barça ha sustituido el centrocampismo por el delanterismo, que no hay control del juego, que falta la pausa. Y no es así. Pero en el campo de juego se acaban mostrando como cuando competían en cadetes. Esa es una versión. Y ganó claramente, por una diferencia sustancial, pero arreciaron las críticas sobre el modelo. Luis Enrique se muestra en ocasiones irónico o cáustico cuando le señalan aspectos concretos del juego del equipo. ¿Qué se le pide a este Barça? El Barça ganó por 3-0 a un muy buen Athletic en el Camp Nou. ¿La perfección que nos aproximan las videoconsolas o la espectacularidad de las cámaras lentas de la tele?