Home » Noticias » “En la escuela te cuentan una historia de hombres”

“En la escuela te cuentan una historia de hombres”

CLARA SANCHIS MIRA, actriz
(.)

Hoy esa conferencia, que dio lugar a uno de los libros más emblemáticos del feminismo, revive en escena en la sala Margarita Xirgu del Teatro Español gracias al talento de Clara Sanchís, que se convierte en Virginia Woolfe pero también en otras porque esa Woolfe es también un compendio de todas las mujeres. No hay un Bach o un Beethoven mujer. Yo de pequeña ya quería ser artista y me acongojaba la falta de referentes. Es decir, en las películas, las mujeres son muchas menos de las que hay en la sociedad. Pero su mensaje sigue siendo igual de importante. Estamos en 2017 y las cosas han cambiado mucho desde que la escritora Virginia Woolfe diera una conferencia en 1928 sobre la necesidad imperiosa de que las creadoras tengan una “habitación propia” en la que desarrollar su talento. “Veo a espectadoras jóvenes muy tocadas. En la escuela te cuentan una historia de hombres”. Y “dinero en el bolsillo”. En ese “mundo paralelo de la ficción” dos de cada tres personajes los interpretan hombres como nos recuerda la actriz Clara Sanchís con datos de un informe de CIMA (la asociación de mujeres cineastas). No hay un Shakespeare femenino.
Clara Sanchís

Veo a espectadoras jóvenes muy tocadas. Queremos remover al espectador retratando situaciones que conocen todas las mujeres”
89 años son también los mismos desde los que se conceden los
Oscar. Todo lo contrario. Sanchís utiliza el humor agudo y punzante de Woolfe para realizar un retrato crudo pero no amargo de la situación de la mujer: “La escritora posee una lucidez inmensa. Lo que me pregunto es cuánto tenemos que esperar para que haya una igualdad real”. Un momento de ‘Una habitación propia’
(Teatro Español)

La independencia económica será la que posibilite que esas mujeres puedan escribir sus obras y el mundo conocer cómo ven el mundo las mujeres. El personaje que vemos es y no es Virginia Woolfe y alguna vez la escuchamos al piano. Lo que dice al final te duele pero lo hace de una manera muy divertida”. Las mujeres de hoy tenemos la suerte inmensa de beneficiarnos del trabajo que han hecho nuestras madres y nuestras abuelas pero los cambios son muy lentos. “En España aún no hemos tenido una presidenta del Gobierno y en instituciones como la Academia de la Lengua su representación es mínima”. Hace 89 años, Virginia Woolfe daba su conferencia magistral revolucionando el feminismo con una verdad quizá tan sencilla como reveladora: para tener esa habitación propia las mujeres también necesitan dinero para mantenerse. El espectáculo Una habitación propia no es un alegato feminista enrabietado ni melodramático. Queremos remover al espectador retratando situaciones que conocen todas las mujeres pero lo hacemos desde la ironía. Desde entonces, solo una mujer, Katryn Bigelow, lo ha ganado como mejor directora. “La situación de la mujer ha mejorado mucho desde esos tiempos pero aún queda mucho camino por recorrer”, reflexiona Sanchís. Hasta el 21 de mayo en el Teatro Español. “Yo estoy a favor de cuotas porque no estoy muy segura de que los hombres vayan a cambiar las cosas sin que existan.