Home » Noticias » El VAR lleva al surrealismo en Holanda

El VAR lleva al surrealismo en Holanda

Incluso si no hubiese sido fuera de juego, se debía revisar la acción en torno a Matavz. Pero haremos todo para que esto funcione y que todos los problemas se resuelvan de aquí al inicio de la Bundesliga, el 18 de agosto”, ha subrayado el responsable del arbitraje de la DFB. Cuando el juego se tranquilizó pude ver que había habido un penalti previo. El problema es que el Feyenoord contraatacó rápidamente y batió el portero. Según la DFB y la DFL, basándose en las imágenes al ralentí de la jugada, los oficiales de ambos organismos determinaron que la decisión del árbitro había sido la buena. La Federación Alemana espera afinar el VAR de cara a su aplicación en la Bundesliga Prevaleció el reglamento”, resaltó Makkelie en declaraciones al periódico holandés Telegraaf. “Dijimos que habría algunos pequeños problemas al inicio de la puesta en marcha del VAR. La jugada polémica que hubiera requerido la ayuda tecnológica se produjo en el minuto 18 y significó el empate (1-1) del Bayern tras marcar Robert Lewandowski a pase de Joshua Kimmich, que según el colegiado no estaba en posición antirreglamentaria. Pero mi asistente vio que Nicolai Jorgensen estaba en fuera de juego. El VAR no funcionó en Alemania

La Supercopa de Alemania que el Bayern le ganó al Borussia Dortmund en la tanda de penaltis también tuvo al VAR como protagonista. “También tenemos el deber de informar a los aficionados. Esta vez porque el sistema falló “por problemas técnicos”, según reconocieron la federación (DFB) y la liga (DFL) alemana, y “no pudo suministrar líneas calibradas durante la primera parte para ayudar a determinar su había o no fueras de juego”.
Esta vez el árbitro holandés Danny Makkelie fue el protagonista de una situación surrealista motivada por su exceso de celo y la aplicación de la tecnología al señalar un penalti clamoroso contra el Vitesse dos minutos después de que este se produjera y después de anular un gol al Feyenoord, que marcó en un rápido contragolpe en la acción inmediatamente posterior. Makkelie anuló el tanto del Feyenoord por fuera de juego a instancias de su asistente, aunque quiso aprovechar el VAR para revisar la jugada. Al menos esa parecía ser su intención. Sin embargo, tras ver el vídeo durante casi un minuto se dirigió al campo contrario y señaló el penalti cometido por Karim el Ahmadi, que vio la tarjeta amarilla, sobre el delantero del Vitesse Tim Matavz. Del 2-0 para el Feyenoord se pasó al 1-1 tras marcar la pena máxima Nicolai Jorgensen. El empate se mantuvo hasta el final del tiempo reglamentario y el Feyenoord se impuso en la tanda penaltis (4-2). El videoarbritaje (VAR) lleva camino de convertirse en un arma tecnológica que se vuelva en contra del fútbol y, en especial, de los árbitros, a los que puede dejar en situaciones muy incómodas, cuando no ridículas, como la vivida este sábado en el Trofeo Johan Cruyff, la Supercopa de Holanda, que jugaron en Rotterdam el Feyenoord y el Vitesse.