Home » Noticias » El falso centro de recuperación de tortugas marinas

El falso centro de recuperación de tortugas marinas

Hay que tener en cuenta que estas tortugas son capaces de nadar casi 5.000 kilómetros en libertad. Uno de los principales problemas es que estas tortugas se estresan mucho con el contacto, que además se hace fuera del agua. Como denuncia la página web The Dodo en un vídeo, el parque ofrece a los visitantes la posibilidad de tocar y hacerse fotos con tortugas marinas que crían en cautividad. También tienen heridas, graves, problemas en la piel, malformaciones y enfermedades. El estrés provoca que las tortugas se peleen y se muerdan entre ellas. En 2014 murieron más de 1.000 ejemplares por una infección.
Las condiciones de las tortugas son tan deplorables que hay ejemplares que han nacido sin ojos”

El 75% de los visitantes de este parque son pasajeros de los cruceros de Carnival Cruise Land”

El trabajo y las críticas de los animalistas y las organizaciones que defienden los derechos de los animales están obligando a cambiar el trato que muchos centros o parques de atracciones dan a los animales que crían en cautividad en sus recintos. Pero aún quedan lugares donde las condiciones no son las adecuadas. En su página web el parque se define como un lugar donde los humanos pueden interactuar con la fauna salvaje de la isla, pero se trata de un parque de atracciones. Es el caso de la Cayman Turtle Farm, que en inglés significa Granja de Tortugas de las Islas Caimán.
Por si esto no fuera suficiente, The Dodo dice que una parte de las tortugas que la granja cría en sus instalaciones son vendidas en los restaurantes que hay en la isla, que las ofrecen en sus menús. Estas condiciones de vida tan malas han provocado que algunas de las crías del parque nazcan sin ojos. Es por eso que la organización World Animal Protection ha iniciado una campaña para recoger firmas para que la compañía de cruceros Carnival Cruise Land deje de llevar a sus pasajeros a este centro. Las tortugas no pueden casi nadar en estos estanques, ya que además de pequeños están demasiado poblados. Además, para que los turistas puedan verlas bien, los tanques en los que viven son muy poco profundos, cuando estos ejemplares pueden llegar a bucear a más de 140 metros de profundidad. Los animalistas dicen que el 75% de los 200.000 visitantes que van al Cayman Turtle Farm son pasajeros de esta línea de cruceros y que con su ejemplo pueden ayudar a cambiar la situación de las tortugas marinas, que están en riesgo por comportamientos como estos.