Home » Noticias » Doug Liman: “Tom Cruise entiende lo que es la adicción a la adrenalina”

Doug Liman: “Tom Cruise entiende lo que es la adicción a la adrenalina”

Tom y yo entendíamos la atracción que Barry sentía por los desafíos y los peligros. Además se ejercita a diario, es muy metódico.¿Fue complicado hacer esta película?Lo más difícil fue rodar las escenas de vuelo y las persecuciones automovilísticas, sobre todo cuando hubo que combinar las dos cosas, y hacerlo de manera real con Tom Cruise pilotando de verdad. El realizador, que prepara una película sobre otra investigación de su progenitor, el motín en la cárcel de Attica en 1971, dirigió
El caso Bourne
o
Sr. Doug Liman, quien ya había trabajado con la gran estrella tres años atrás en la futurística Al filo del mañana, ha sido el encargado de contar la historia de Barry Seal, un piloto de la difunta aerolínea TWA que se hizo rico pilotando aviones repletos de droga hacia Estados Unidos para convertirse después en informante, tras ser capturado por las autoridades de ese país. Por eso le dediqué la película y traté de darle a la historia la misma mirada humorística que tenía él.Precisamente por todo el trabajo que hizo su padre, ¿nunca tuvo alguna duda antes de mostrar a la CIA como los buenos de la película?Sí, por supuesto. Nos resultó fácil hacer la película, en cuanto a los hechos, porque Barry no hizo nada que Tom o yo no hubiésemos hecho en la misma situación. Por eso quería contar la historia desde el punto de vista de Barry, porque es a quien el espectador juzgará más duramente. El tiburón cumple con su misión en el mundo, y lo mismo pasa con la CIA. Hubiera sido más fácil presentar una versión digerida de los hechos, pero me gustan los personajes complejos y no me interesa simplificarlos.¿Nunca le asustó que alguna de las escenas de riesgo pudiese salir mal?No porque Tom es muy consciente con la seguridad y no hace falta que uno le diga que no debe hacer esto o lo otro. y en el sótano tenía un simulador de vuelo. Hubiera sido muchísimo más caro, nadie se habría gastado semejante cantidad de dinero. Recuerdo que cuando filmamos Al filo del mañana, antes de rodar una escena muy compleja, nos hizo hacer un simulacro, un ejercicio para asegurarse de que íbamos a saber cómo resolver la situación en caso de emergencia. Sobre todo porque mi padre lideró la investigación sobre estos hechos en el senado de Estados Unidos, por lo que yo los conocía muy profundamente. Se pasó meses preparando sus escenas de vuelo y al mismo tiempo trabajaba conmigo en el guion. Compartimos una casa mientras hacíamos la película… Todas las noches se subía para practicar, después de haberse pasado 14 horas rodando. Me interesaba que la audiencia compartiera la experiencia. Él investiga y planifica seriamente cada una de esas escenas, y se lo toma como si fuera un atleta profesional. Y creo que es exactamente así. No se me ocurre cómo habría podido hacer esta película con un actor que no fuese piloto. Quería mostrar el mundo tal como él lo veía. Es cierto que se lastimó haciendo una escena de Misión: imposible pero se recuperó enseguida porque eso es parte de su preparación. Y en las escenas peligrosas de Barry Seal, la seguridad era esencial, no solo para él sino para mí, aunque él tiene más experiencia. Spielberg dijo una vez que Tom Cruise es el mejor director que no dirige. Barry no entiende la guerra en América Central y está allí simplemente porque le gusta la aventura. Barry no pensaba en política. y Sra. Pero creo que el mayor desafío fue convertir esta historia en una película cuya misión principal fuera entretener. Pocas veces la realidad y la ficción se han unido en un proyecto como ha sido el caso de
Barry Seal: el traficante,
el filme protagonizado por Tom Cruise que llega hoy a nuestras carteleras. Eso es lo que Tom Cruise entiende muy bien. Que Tom tuviese una licencia de piloto y que pudiese rodar él mismo buena parte de las escenas de riesgo no era insignificante. No creo que nunca haya entendido cual era la razón por la que había que luchar contra el comunismo en América Central. Smith,
el filme que reunió por primera vez a Brad Pitt y Angelina Jolie. Él se tomaba con humor algunos de los aspectos más delirantes de la situación. Con Tom, sentí que no había muchos otros que pudieran ayudar a la audiencia a entender a Barry de la misma manera en que lo entendía yo. En cierta medida, yo veo a la CIA como el tiburón en la película de Spielberg. Por eso con Tom tratamos de crear un personaje que fuera totalmente apolítico y que queda completamente atrapado en todos estos eventos, sin entenderlos y sin comprender tampoco cuales serán las consecuencias. Cuento con que mis actores se conviertan en guardianes de sus personajes. Yo quería mostrar cuáles eran las limitaciones de estos aviones cuando están muy cargados, hace mucho calor o la pista es demasiado corta, como cuando Barry se lleva por delante los árboles o logra detener el avión en una calle. ¿Por qué le pareció que Tom Cruise era el actor ideal para este papel?La verdad es que Tom es el único actor con el que hablé. Creo que parte del espíritu de Barry Seal tenía que ver con el entusiasmo que le genera volar. Seal fue una pieza clave en la investigación del escándalo Irán-Contra que tuvo en vilo a la opinión pública durante el gobierno de Reagan, y en donde el encargado de los interrogatorios a Oliver North fue precisamente el padre del director, el legendario abogado Arthur Liman. Pero la principal razón por la que yo quería a Tom es que mis protagonistas son siempre mis socios en las películas que hago. Me gusta realizar un intenso trabajo previo con ellos para que se apoderen del papel. Lo mismo se puede decir de él como productor. Hay varias entrevistas filmadas con el verdadero Barry y él mismo explica que la única razón por la que hizo todas estas cosas fue su adicción a la adrenalina.