Home » Noticias » China aplica las sanciones de la ONU contra Corea del Norte

China aplica las sanciones de la ONU contra Corea del Norte

Las sanciones de la comunidad internacional deben ser implementadas en un plazo de 30 días tras la aprobación por el Conejo de Seguridad. El gobierno de Estados Unidos acusó a Pekín durante meses que no ejerciera suficiente presión sobre Pyongyang. La prohibición, que entrará en vigor este martes, implementa la resolución del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, que aprobó el pasado 6 de agosto nuevas sanciones económicas contra Corea del Norte. ”Deben evitar negativos efectos contra actividades económicas y cooperación que no estén prohibidas”, como la ayuda humanitaria o el intercambio de alimentos, subrayó la semana pasada el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino Geng Shuang. China es el último aliado importante de Corea del Norte. China, miembro permanente y con derecho a veto en ese consejo, votó a favor de la Resolución 2371, que contempla sanciones económicas contra Corea del Norte, lo cual fue duramente criticado por el régimen de Kim Jong-un, que aseguró en un comunicado que Pekín “pagaría caro por ello”. China es el último aliado importante de Corea del Norte

Con estas sanciones, aprobadas por unanimidad, la ONU condena el programa de misiles de Corea del Norte y prohíbe al país asiático la exportación de carbón, hierro y plomo e inversiones en proyectos existentes. El Ministerio de Comercio de China emitió el lunes una orden para prohibir las importaciones de determinados productos como carbón, mineral de hierro, concentrados de plomo y de mineral y mariscos de Corea del Norte. Por su parte, el Gobierno de EEUU ha manifestado en repetidas ocasiones sus dudas sobre el cumplimiento por parte china de las sanciones comerciales dictadas por la ONU, ante lo que Pekín aseguró que apoyaba totalmente estas medidas, aunque resaltando la necesidad de que no afectaran en exceso a la economía norcoreana. El presidente chino, Xi Jinping, pidió el sábado a su homólogo estadounidense, Donald Trump, “contención” para evitar más tensiones en la península de Corea, después de varios días de cruce de amenazas entre Washington y Pyongyang.